sábado, 12 de diciembre de 2015

El Ponferrada-Villablino en 2015

Un vistazo a la actualidad del ferrocarril minero, en unos tiempos de incertidumbre, con esperanzas en su futuro como base a un ferrocarril histórico, pero con algunas noticias negativas. Ya no hay vía entre Villablino y Villaseca de Laciana, y el resto de línea y material móvil aguardan bajo una acelerada degradación un mejor futuro.
Estación de Páramo del Sil en octubre de 2015. La naturaleza no perdona y poco a poco intenta reconquistar con verde lo que el ser humano ha intentado cubrir con piedra. La falta de circulaciones enseguida afectan al estado de conservación de la línea.

La línea Cubillos-Villablino
No circulan trenes por la línea desde 2013, a excepción de algún movimiento puntual, como el traslado de todas las locomotoras de la línea hacia los talleres de Villablino, en donde reposan a cubierto y bajo seguridad privada. La acción de la naturaleza es inevitable, y la aparición de vegetación es instantánea. Pequeños desprendimientos en taludes a consecuencia de las temporadas de lluvias también aparecen poco a poco. Con el cese de la explotación ferroviaria, ni brigada de obras ni tren herbicida hacen su aparición para corregir tales inconvenientes.
En septiembre de 2015 este es el aspecto de la playa de vías de Cubillos del Sil. Las vías totalmente cubiertas de matorral y las composiciones de tolvas 2TT esperando apartadas un incierto futuro.
Lamentablemente, la mano del hombre también degrada voluntariamente el estado de la línea. Desde el minuto uno se han venido sucediendo robos, comenzando por el interesante cobre del cable de comunicaciones del CTC, cuando no de otros objetos en la línea como el carril mismo. A pesar de la existencia de vigilancia, la orografía, paisaje y longitud de la línea facilitan estos hurtos. Y sin ser pérdidas materiales, incluso algunos caminos han comenzado a ser asfaltados por encima del carril, o al menos ocupando el imprescindible lugar de la pestaña de la rueda ferroviaria impidiendo su circulación.
El túnel del embalse de Bárcena
En su día hablamos de la directa relación del embalse de Bárcena con el ferrocarril, implicando a nuestro ferrocarril de cabecera con uno de sus túneles más famosos y problemáticos desde su construcción. Durante este otoño de 2015 han comenzado unas obras que le han devuelto un protagonismo que ya hace años las aguas del sil no le dejaban ostentar. Comenzaron unas obras para aprovechar dicho túnel como nueva toma de aguas para la central térmica Compostilla II, que han dejado totalmente al descubierto la plenitud de la boca de entrada y el murete de defensa de su lateral como se aprecia en la foto. Las aguas del embalse respetan la cota de las obras mientras estas se culminan.
Comparando con la foto que expusimos en la entrada del blog sobre el embalse de Bárcena, se aprecia el vaciado completo de la boca del túnel hasta dejarlo totalmente al descubierto, incluyendo el murete de contención del lado derecho.
Las aguas respetan las obras. El muro visible a la izquierda de la foto, en la parte superior, podría ser bien una defensa más del trazado definitivo, o bien parte del trazado en zig-zag que se tuvo que habilitar durante la construcción de la línea ferroviaria, del cual no queda absolutamente ningún resto, y sería interesante investigar.
El material motor y móvil
Como citamos, todas las locomotoras se encuentran resguardadas en las naves de los talleres de Villablino. Su futuro depende de las decisiones de sus propietarios. Parte de las locomotoras pertenecen al Administrador Concursal de la extinta CMC (Original MSP) y pueden ser vendidas con el fin de atenuar las deudas del proceso de liquidación. Las que pertenecen a la Junta de Castilla y León lo son del conjunto del ferrocarril, y por tanto sufrirán el mismo destino que éste. Este proceso está teniendo lugar durante estos meses e implica al consorcio del ferrocarril histórico que agrupa a los seis ayuntamientos de la línea y otras entidades.
Grupo de tolvas manso, plataformas de ejes y bogies, y vagones de bordes medios que actualmente se encuentran en un solar fuera del ferrocarril, pero al menos en la comarca berciana.
En cuanto al material móvil, las 140 tolvas de bogies, fabricadas nuevas hace tan solo tres lustros, permanecen apartadas en las playas de vías de Cubillos del Sil y Villablino. Sobre estas tolvas hemos dedicado las dos últimas entradas del blog
En el ferrocarril sobrevivían algunos vehículos de tipo antiguo en labores auxiliares. De algunos hemos hecho referencia en artículos anteriores de este blog. Salvo una plataforma de bogies procedente de un coche de viajeros, numerada N-7, el resto son tolvas, bordes medios y plataformas de dos ejes. Este conjunto se encuentra en la actualidad fuera del ferrocarril, pero al menos en la comarca de El Bierzo, en dos localizaciones diferentes. Por un lado aparecen las dos tolvas grises transformadas para distribución de balasto, y por otro el resto de vehículos, incluyendo las dos tolvas-manso de enganches de dos tipos distintos.
Mientras tanto, no nos olvidamos que también permanecen fuera del ferrocarril dos vehículos muy representativos de la línea y casi imprescindibles para cualquier proyecto con trenes de viajeros en un uso histórico de la línea. Nos referimos a los coches de viajeros salón y mixto, ubicados en una finca muy cercana a la capital leonesa, que ya han sido requeridos por entidades, partidos políticos y asociaciones, y cuyo dueño se sigue negando a devolver a las instalaciones ferroviarias de las que no debieron salir.
La pareja de tolvas adaptadas al transporte y descarga de balasto también se encuentran fuera del ferrocarril, resguardadas y vigiladas, al menos en casco urbano.
El ramal a Villaseca
Mientras que todo lo anterior existe, aunque no se encuentre en óptimas condiciones para circular, es recuperable con una relativamente pequeña inversión.
Carriles levantados y acopiados en la zona del final del ramal, los cargaderos de carbón y plano inclinado en Villaseca de Laciana. Esta foto y las siguientes permiten su comparación con el estado que mostraba el ramal tan solo un año antes, en la entrada de este mismo blog titulada "Adenda gráfica sobre el ramal de Villaseca", y que animamos a visitar.
No podemos decir lo mismo con la situación actual y futura del ramal ferroviario entre Villablino y Villaseca de Laciana. Con las obras del denominado “Camino natural” iniciadas en agosto, en nuestra visita de noviembre de 2015 pudimos comprobar como la totalidad de la vía en sus 9 kilómetros de longitud ya ha sido levantada. En pleno proceso de obra, hoy el ramal ya es un camino de piedras totalmente desnudo de carriles, traviesas o similar que recuerde que en algún momento aquel sendero hubiera sido un ferrocarril. El carril se ha acopiado en puntos estratégicos cerca de caminos con buen acceso para su extracción y venta. Las traviesas y pequeño material metálico también se han enajenado.
Desde la misma ubicación de la fotografía anterior pero girando 180º, el antiguo plano inclinado a la derecha, y el trazado hacia Villablino a la izquierda, junto a las vallas de protección del muro del río Sil.
El camino a Carrasconte que también se podía ver en la adenda gráfica del ramal en este blog, hoy sin vías, en la fotografía bajo una fuerte helada propia de los meses invernales.
Se trata de un proyecto de cerca de un millón de euros de presupuesto para la construcción de un camino de zahorra artificial compactada, en un trayecto de 9,8 kilómetros de los cuales 5,7 pertenecen al propio ramal, según la documentación del Ayuntamiento de Villablino. Un gasto de más de 100.000 euros por kilómetro para conseguir un simple camino, que por otro lado solo va a generar un efímero empleo de 12 trabajadores durante 17 meses. Cantidad muy bienvenida en esta zona en estos momentos pero sin continuidad posterior.
El segundo puente del ramal, desde Villaseca hacia Villablino, ya sin vías, bajo la fuerte helada de noviembre.
Afortunadamente, se plantea desde el Consorcio de seis ayuntamientos y diversas entidades el aprovechamiento del resto de la línea hacia Cubillos por un tren histórico que además de generar empleo y actividad económica indirecta, por una cantidad económica que ronda la mitad de lo presupuestado en el camino natural.
La zona está en obras y los peligros están señalizados. Al levantar las vías en este pequeño puente, ya en Rioscuro, su tránsito a pie se convierte en peligroso, hasta la total adecuación al final de las obras, ya como simple camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada